Ficción de la ciencia revolica

Diario:

Re- encontrando trozos para componer la realidad. Materias secundarias en mercado oscuro como la noche.

Re- construyendo, pedazo a pedazo, la máquina para hacer el viaje hacia ese universo lejano donde mora la humanidad futurista de un presente atrapado en el pasado.
Pasado presente. Futuro sin futuro. Las malditas circunstancias del agua por todas partes.
El camino está en el mundo de los peces o el mundo de los pixeles. ¿O el mundo de los pájaros metálicos que vuelan con los vientos del norte?
Pixeles pixeles y más pixeles.

Re- contando una y otra vez peso por peso para componer pieza a pieza la fuga.

Voy rayando las paredes sucias de la ciudad como un aviso de vida o muerte:
por favor llamar al 47 0986.
Busco urgente:
Componentes:
Monitor.
Teclado.
Ratón.
Microprocesador.
Tarjeta.
RAM (Random Access Memory).
ROM (Read Only Memory).
Fuente de energía.
Disco duro.
Floppy.
CDROM (Compact Disc Read Only Memory)

Cuenta con un ventilador interno y éste ayuda a mantener la temperatura del sistema.
Necesito ver a Revolico.
Mi sistema nervioso no aguanta más.

Usted está desesperado. Con tantos problemas que usted tiene, que hasta la casa se le está cayendo, ganando cuatro pesos miserables en un trabajo miserable, y usted prefiere pasar hambre con tal de comprarse una pecera de esa. Una pecera no, una PC.
Da igual. Usted está loco. ¿Pa qué usted quiere un aparato de eso? Yo creo que eso es hasta ilegal…

Quiero encontrar a Revolico.

¿¡¡¡A Revolicoooooo¡¡¡¡?

Diario:

Re- bobinando el motor del refrigerador para soportar las altas temperaturas .
Re-bobinando el motor del agua para que la casa no amanezca en el desierto.
Re-concentrando los muebles para que las filtraciones de agua no los echen a perder.
Re-caminando las calles nuevamente para Re-tocar los graffitis en las paredes sucias de la ciudad como un aviso de vida o muerte.

Otra vez lo mismo:
“Revolico“
Alguien borra la palabra Revolico una y otra vez… o la sustituye por la palabra Revolución, o Revolucionario, o rebobinador.

Mi sistema nervioso no aguanta más.
Alguien ha dejado un papel por debajo de la puerta:
Lo leo en un temblor:
“MAYABEQUE, Cuba. –Desde el pasado 23 de febrero, a un número de médicos y estomatólogos cubanos, el gobierno les ha cancelado el servicio de navegación nacional y correo electrónico de la red interna INFOMED, que asigna el estado a los profesionales de la salud. ¿El motivo? Sus emails fueron utilizados para publicar anuncios clasificados en la popular página web Revolico. La aplicación de tal sanción deja en evidencia las intenciones del gobierno de no permitir el libre acceso a las utilidades del Internet, al menos a corto plazo.“

Tengo más miedo.
Solo puedo traducir eso de “cancelación de la navegación nacional“ como una metáfora para no decir que fueron condenados a prisión. No soporto la prisión. El solo hecho de pensar en la palabra me descontrola completamente y me hace perder la razón.
“¿El motivo? Los emails.“
No sé cómo exactamente, pero sé que pixeles y emails tienen que ver.
El camino de los pixeles es más peligroso de lo que yo pensaba.
Tengo más miedo y más miedo.
Consíguete una PC, eso es otro mundo.
En Revolico te lo dicen todo, incluso cómo pirarte.
Estaba lloviendo y pensé que aquél papel que corría sobre el agua lleno de hollín era un pedazo de revista porno. Sueño con los pixeles y con las revistas pornos. Ahí si hay mujeres muchacho. Corrí bajo la lluvia a cantaros metiendo los zapatos en el agua negra.
Pero era solo un pedazo de papel con una frase: “lo que usted necesita está en el país de los pixeles: www.revolico.com.“

Diario:

Re- nada.

Compadre este es un pueblo arrocero que no aparece ni en el mapa, como tu te vas a poner a armar revolico aquí, tú estás loco¡¡¡ Coja el trillo y piérdase que la Seguridad lo está esperando¡¡¡

Estuve entre los campos de Arroz como una Yaguasa, hasta que la humedad me comió los huesos. Caminé a pleno sol sin rumbo, sin ver a un alma, esperando que me detuvieran todo el tiempo, y así hasta llegar al Mar. Estoy parado frente a este manto gigante y tenebroso sin saber qué hacer. No puedo abandonar la idea de que la Seguridad llegará en cualquier momento y me llevarán a prisión y me torturarán. Pero igual siento un terror que al mismo tiempo me atrae, es el no saber que hay dentro de ese mar, mis pensamientos corren aterrados imaginando gente armada corriendo tras de mi, pero mis ojos están clavados en el mar, quizás hasta los pixeles están ahí, y se me resuelve todo de un golpe. ¡Oiga, ciudadano¡

Texto: Luis Eligio D Omni, Poeta y performer
Diseño de logotipo: Ana Olema y Annelys PM Casanova, Artistas y activistas.

auto renovables | ¿qué es esto? | ¿quiénes somos? | retombée | ayuda | faq | contactar | facebook | twitter

condiciones de uso | aviso legal | política de privacidad | política de cookies

© 2007-2019 revolico